PDF Imprimir Email

Impuesto sobre el Valor Añadido

 IVA
 
 
El IVA es un impuesto indirecto que grava el consumo. Es decir, es el consumidor final quien lo soporta cuando adquiere cualquier bien o servicio.
 
El vendedor, ya sea empresa, profesional o trabajador autónomo, actúa como un recaudador de impuestos, ya que debe cargar el porcentaje correspondiente de IVA en cada venta y liquidárselo a la Agencia Tributaria mediante la obligada declaración de IVA.
 
La declaración de IVA han de presentarla las empresas, profesionales o autónomos que realicen operaciones comerciales sujetas al Impuesto sobre el Valor Añadido. Algunas actividades como la Sanidad o la Enseñanza no están sujetas a este impuesto.
 
 El cálculo del IVA es una operación sencilla que se obtiene por diferencia entre el IVA soportado en las operaciones de compra  y el IVA repercutido en las operaciones de venta.
 
La liquidación resultante de esta operación constituye la declaración de IVA, que ha de presentarse por vía telemática, mensual o trimestralmente, dependiendo del tamaño de la empresa y del volumen de operaciones, mediante el Modelo 303.
 
También es obligatorio presentar una Declaración Anual de IVA, que representa un Resumen de todo el ejercicio, mediante el Modelo 390.
 

Contactar

...
Si desea formular una consulta específica o remitir algún fichero, Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla