PDF Imprimir Email

IRPF (Empresas y autónomos)

 
 
El IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) grava las rentas obtenidas por particulares en forma de:
 
sueldos y salarios (en dinero o en especie)
rendimientos de actividades económicas y profesionales
rendimientos del capital mobiliario (acciones, depósitos, inversiones...)
rendimientos de capital inmobiliario (rentas de alquiler de propiedades)
incrementos patrimoniales (venta de activos mobiliarios o inmobiliarios)
 
Las empresas o autónomos que reciban servicios de profesionales, así como de sus propios  trabajadores, están obligadas  a practicar retenciones a cuenta del IRPF e ingresarlas   a la Agencia Tributaria, formulando la correspondiente declaración de IRPF, que se presentará mensual o trimestralmente mediante el Modelo 111.
 
También están obligadas a liquidar la retención del IRPF practicada en el pago de las rentas de alquiler,  las empresas que arrienden inmuebles urbanos, mediante el Modelo 115.
 
 
Nuestro servicio de gestión fiscal confecciona el modelo de declaración de IRPF que corresponda en cada caso, integrando  el cálculo de IRPF procedente de nóminas y facturas  de profesionales, o bien de rentas de alquiler.

Contactar

...
Si desea formular una consulta específica o remitir algún fichero, Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla